Google: uno de sus empleados vive en una furgoneta

Su nombre es Brandon, tiene 23 años y trabaja para Google como ingeniero de sistemas, y piensa ahorrar el 90% de sus ingresos para luego destinarlos a mejorar su educación.


Si alguien nos dice: ‘Trabajo para Google’; seguramente lo último en lo que pensaremos será que vive en una camioneta. Lo más lógico sería imaginarnos que tiene una linda casa llena de lujos, pero en ocasiones las cosas no son lo que parecen, y este es caso Brandon, un joven de 23 años que trabaja para Google como ingeniero de software y que, para sorpresa de muchos, vive en una furgoneta.

Resulta que Brandon vivía en Massachusetts, así que decidió mudarse a Bahía de San Francisco para estar más cerca de las oficinas de Google, pero al llegar a Silicon Valley vio que el precio de los alquileres era excesivo, así luego de unas semanas se ocurrió una gran idea: comprar una furgoneta y vivir ahí.

‘Me di cuenta de que estaba pagando una cantidad exorbitante de dinero por el apartamento y casi nunca paraba en casa (…) Es realmente difícil gastar tanto dinero. Estoy pensando en ahorrar para mi futuro’, contó el trabajador de Google.

Según cuenta el trabajadorBrandon, reemplazó su departamento que le costaba alrededor de $65 por noche (aproximadamente $ 2,000 al mes) por una camioneta. Invirtió 10.000 dólares en una furgoneta Ford modelo 2006 con 252.000 kilómetros. Brandon realizó la compra de su camioneta a mediados de año, y a la fecha, según indica, ya recuperó la inversión. Cabe señalar que el joven ingenio ahorra casi el 90% de sus ingresos, pues su único gasto fijo son los 121 dólares que paga por el seguro de la camioneta, ya que la cuenta del teléfono se la paga Google.

‘No tengo, de hecho, nada que necesite tener conectado aquí. El camión tiene unas pocas luces y tengo una lámpara a batería que uso de noche, además de un pack pequeño de baterías que cargo en el trabajo cada dos días, y eso me sirve para cargar mis auriculares y el celular de noche. La laptop en que trabajo aguanta toda la noche con una carga y luego la recargo en el trabajo’. Comenta.


¿Y los gastos de alimentación? No, no se muere de hambre, pues desayuna, almuerza y cena en el trabajo; es decir, en el campus de Google. Ahora ¿dónde es que se asea? También lo hace en el trabajo en las duchas del gimnasio de la compañía después de ejercitarse.

‘Espero ahorrar cerca del 90 por ciento de mis ingresos después de impuestos, y lo invertiré en mi carrera’, asegura Brandon.

Lo curioso de todo esto, además de que viva en un carro, es que Brandon tiene un blog (Thoughts from Inside the Box) donde cuenta sus experiencias de ahorro.

Fuente: tecnologia21.com

Publicar un comentario

 
Mundo Cyberia 2018