¿Cómo elegir la PC que necesitamos?



El universo de las computadoras ofrece básicamente dos opciones: las de escritorio o Desktop y las portatiles.
Las desktop `podrian clasificarse en: tipo torre, todo en uno mientras que las portatiles podrian clasificarse en notebook y netbook. 


Las computadoras de escritorio tipo torre son las clásicas con un gabinete, la pantalla por separado, varios puertos de conexión y muchos cables, por lo que es difícil de cambiarlas de posición pero tienen la ventaja de ser de alto desempeño y tener una gran capacidad de expansión.


Son ideales para quienes requieren de un equipo en su casa, oficina o centro de investigación. La relación computo precio es la mejor opción en el mayor de los casos. Son excelentes para estudiantes, padres de familia, profesionales en video, ingeniería e investigadores.


Otras computadoras de escritorio son las todo en uno, que se caracterizan por no tener un gabinete separado, sino que viene todo integrado a la parte posterior de la pantalla, por lo que ahorran espacio y se evitan los cables. Las opciones van desde modelos básicos hasta aquellas capaces de tener un poder de computo casi comparables con una computadora de escritorio, algunos modelos hasta tienen una pantalla tactil. Su desventaja esta en que poseen una casi nula capacidad de expansión. Están dirigidas especialmente a estudiantes y padres de familia, no es recomendable para investigación científica, ingeniería o diseño, tareas que requieren mayor potencia de computo, pero si permiten disfrutar, entre otras cosas, de multimedia, la mayoría de los juegos y navegar por internet.


Entre las portatiles, se encuentran las notebooks, utiles para cualquier persona que por su actividad tenga que llevar su computadora o tenga un espacio reducido en su casa. Son recomendables para estudiantes, padres de familia, empresarios, investigadores. Con su desempeño pueden sustituir a un equipo de escritorio. Tienen un gran desempeño multimedia y la gran ventaja de mantenerte conectado a internet.


No puede decirse lo mismo de las computadora portátiles netbooks, que destacan por tener un precio atractivo, ser pequeñas y ligeras pero  con la desventaja de no ser utiles para quienes requieren aplicaciones (software-programas)de computo demandante. Tampoco son aptas para ejecutar multimedia y carecen de lectoras y grabadoras de CD y DVD. Las pueden aprovechar mejor quienes viajan mucho, quienes requieran tareas de cómputo básicas. No son las ideales para los estudiantes a menos que las usen en clases y tengan como primera opción un equipo de escritorio con mas capacidad.


¿Cual es la que te conviene a ti?


En definitiva podríamos definir los  pasos para poder comparar y diferenciar:


UNO: Define el uso que le quieres dar y la importancia que tiene para tus actividades diarias
Si necesitas estar conectado en todo momento y lugar, por trabajo o requerimientos personales, la mejor opción es una computadora portátil, ya que siempre estará a tu lado haciendo más fácil la comunicación con tus colaboradores, socios de negocios, amigos o familiares vía chat, correo electrónico o en diversas redes sociales, permitiéndote estar conectado en todo momento para cumplir con tu trabajo o tareas personales.
En cambio, si pasas mucho tiempo en casa, lo mejor es una desktop o computadora de escritorio; existen diseños súper pequeños y delgados que casi no ocupan espacio y vienen en colores muy atractivos.


DOS: Identifica cuáles son tus necesidades de cómputo
No todos usamos la computadora para las mismas cosas. Algunos sólo hacen algunas tareas y juegan solitario, otros bajan videos, escuchan música, editan sus fotos favoritas y chatean, y los más intensos ven televisión en alta definición, juegan videojuegos y crean sus propios contenidos en Internet. Para este tipo de usuarios existen computadoras con características específicas y es súper importante que compres la que mejor se adapte a tus actividades.


TRES: Asegúrate de que tenga el mejor cerebro
El procesador es lo mismo que el motor de un automóvil; en consecuencia, tener la computadora más elegante o llamativa no será útil si no cuenta con el mejor cerebro. Las épocas de comparar Gigahertz ya pasaron: estamos en la era del procesamiento multinúcleo y de la eficiencia energética. Hay procesadores de 1, 2, 3 o 4 núcleos. Mientras más tenga, mejor se comportará a la hora de ejecutar "todo al mismo tiempo" haciendo multitarea. Cualquiera puede llevarte del punto A al punto B, pero el motor de un jet lo hará mucho más rápido que el de una podadora. Por eso, entre más programas tenga tu computadora y más tareas realices, necesitarás un procesador más poderoso. 


CUATRO: Échale un vistazo a la memoria.
Es muy importante que le eches un vistazo a la memoria del equipo. Si utilizas varios programas al mismo tiempo, necesitarás de 1 o 2 GB en RAM para no tener que esperar mucho tiempo a que corra una aplicación.


CINCO: Donde guardaremos nuestra información.
Es en disco duro donde guardaremos nuestra información, debido a la gran cantidad de información que puedas manejar en el día a día, lo recomendable es que tenga por lo menos 80 GB. Por supuesto, si eres un fanático del cómputo, lo mínimo que debes buscar son 160 GB.


SEIS: Selecciona los mejores accesorios.
Los hay de todo tipo, tamaño y colores: teclados a prueba de derrame de líquidos, de hule, con altavoz incluido o botones multimedia, el mouse puede ser inalámbrico, redondo, rectangular, mini, óptico, de laser o bluetooth. Además de las bocinas, la barra de descanso, los audífonos, las diademas en fin… la idea es que al estar frente a tu computadora tengas todos los accesorios que necesites, que te ayudan a sentirte cómodo, y que cubran tus necesidades de cómputo.

Publicar un comentario

 
Mundo Cyberia 2018